Sigo soñando contigo

Soy una ansias, no han pasado ni 24h desde que terminé la primera parte y ya he empezado la segunda. Bueno, en realidad la empecé esta mañana, así que realmente ha sido… Una, dos, tres… siete horas después. Pues nada, a ver qué nos deparan nuestros queridos Tiziano y Julieta en esta nueva entrega de la mano de la genial Bárbara Lorenzo (os habéis dado cuenta de que cuando me da por un autor no descanso, ¿verdad? Pues eso).


AVISO: Fijo que empiezo muy formalita poniendo los capítulos pero luego desvariaré y terminaré escribiendo comentarios sin poner dónde estoy porque me enganche, exactamente como pasó con el final del anterior. Pido disculpas si esto incomoda a alguien de antemano, pero es lo que hay, no puedo evitarlo.


DATOS DEL LIBRO:

  • Formato: Versión Kindle
  • Título: Sigo soñando contigo (Algún día volveré nº2)
  • Autor: Bárbara Lorenzo
  • Género: Romántico
  • Tamaño del archivo: 2413 KB
  • Longitud de impresión: 281
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B013RJNQVK

CAPÍTULO 1

Lo he leído esta mañana y no pude abrir el Word, pero tampoco hay mucho que comentar. Le ha pedido matrimonio, algo precioso y un anillaco que flipas, pero poco más.

CAPÍTULO 2

«Siempre la misma rutina: el mes de julio allí, con la familia paterna; y el de agosto, cuando Fabio volvía a los entrenamientos, en Roma con la materna. Hubiesen preferido trasladarse a la capital del país si lo que su padre pretendía era cambiar de aires tras su retirada, ¿pero a Florencia? Jamás entendieron aquel capricho.»

Bonicos, pues gracias a ese capricho tenéis pareja los dos, dejad de quejaros leche. Que os gusta sacarle la puntilla a todo oye.

«El avión aterriza en el aeropuerto de Malpensa […]»

… Lo siento… No aguanto… PfffJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Malpensa-Malpensá jajajajajajajaja Ay… Vale, ya. Ha sido un ataque repentino. Ejem… Sigamos.

«—No sabía nada pero, ¿cuál es el problema? ¿Es el primero que ves?

—¡Qué gilipollas eres!»

Me encanta cuando en una novela se dicen cosas como «¡Qué gilipollas eres!». Lo hacen todo mucho más cercano y familiar. Me guuuusta.

«A Tiziano le da lo mismo lo que le digan. Está deseando reencontrarse con sus amigos y rememorar los momentos vividos juntos. Lo que no sospecha es que, algunos de esos recuerdos y alguna de esa gente, le traerán problemas en su relación con Julieta.»

Salseoooo. ¡¡Bien!!

CAPÍTULO 3

Qué manía de que todo sea idílico, perfecto y de ricos. Yo soy la primera que peca siempre escribiendo así, pero me gustaría poder ver alguna vez una historia en la que no haya tanto lujo. Sí, ya sé que hay muchas, no me comáis; es solo que yo no he dado con ninguna últimamente.

Primera vez que entra en la habitación de Tiziano: virgen santa, pero, ¿cuántas veces se han movido en menos de dos minutos? Qué hiperactividad, por favor, me he agobiado hasta yo jajajaja

«—¡Ni se te ocurra abrir!— grita Tiziano.

Demasiado tarde. Marco les observa con las cejas levantas. No esperaba interrumpir nada. A toda prisa, Julieta busca algo para taparse.

—Perdón. Sólo quería deciros que hay panettone de Simona —explica sin cerrar la puerta de la habitación mientras su hermano se viste.

—Muy bien. ¿Cierras?

—Claro —dice Marco entornando la puerta.»

Me declaro fan incondicional de Marco jajajajajaja Adoro a este hombre.

Conversación de ambos sobre lo ocurrido: entiendo que Tiziano se cabree porque no haya llamado a la puerta, pero tampoco lo veo para tanto. Que dé gracias de que no ha sido su madre, o peor, su padre.

Pero el final del capítulo ha sido muy potito. Esas escenas entre hermanos siempre me ponen sentimental y se me escapan las lagrimillas.

CAPITULO 4

«—Si en otra vida soy tía, hazme tuya, Ramanazzi. — Es la frase con la que Lucca da la bienvenida a su amigo del alma al abrirle la puerta.»

Igual luego se vuelve un cabrón y hay follones con él o con la mujer, que me lo estoy viendo, pero qué bien me ha caído con ese comentario.

«—La verdad es que sí. Lucca ha tenido mucha suerte, no se la merece.

Julieta no entiende muy bien a qué se refiere con lo que acaba de decir, pero prefiere no saberlo.»

¿Ves? Debí ser bruja en otra vida. Sabía que algo pasaba. Sea bueno o malo, algo pasa.

Conducción temeraria de Tiziano: voy a decirlo a lo fino… Qué puto crío es, madre mía jajajajaja Está to’ loco este hombre. Pobre Julieta, lo que tiene que aguantar.

Pillada de Paola en el pasado: me he reído más. Sería para verlos, madre mía. Y si no, al padre, madre mía con Fabio y sus caídas. Me meo.

La manía de hacerlo en la piscina o en la playa cuando el agua no es buena en absoluto para la lubricación. No tiene lógica alguna, pero bueno, están pirados así que…

CAPÍTULO 5

Comida familiar en Roma: ese tipo de escenas son las que hacen que me guste una novela. Son momentos íntimos, momentos que podría tener cualquier familia, momentos que ha tenido mi familia y eso me encanta. Es como volver al pasado.

«—No vayas a colgarlo en Instagram, ¿eh? —le advierte Tiziano, mientras retoman sus asientos para comerse el postre.

—¿Qué más te da? —le pregunta Filippo.

—A mí me da igual, pero es que parece gilipollas todo el día subiendo fotos.»

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA ZAS, en toda la boca, Marco jajajajajajajaja

 

CAPÍTULO 6

Vamos a ver… Veo bien el tema de meter recuerdos en la novela porque me gusta mucho saber la historia de los personajes, pero empieza a resultar un poquito pesado. Una cosa es meter algunos de vez en cuando y otra que de estos seis capítulos, tres han sido recuerdos. Espero que la cosa cambie, porque quiero ver acción en la actualidad de la novela.

Intento de ligue de Fabio: desde luego, se nota que es italiano. Típico intento de ligoteo de un italiano en toda regla vamos, no las películas lo retratan tan bien.

Anillo: ¡qué fuerte! ¡Qué fuerte me parece! Uy, Bárbara, que te acabo de pillar, amiga. Así que la estrategia del señorito rubio con Megan no era algo nuevo, ¿eh? Me gusta.

 

«Donde Rafaella es la lista y Paola la brava, como todavía le llama Fabio. La rebelde, la inconformista, la que en secreto soñaba con un príncipe azul que la sacase de allí, sin sospechar, que su deseo pronto se haría realidad pero no de la forma que ella esperaba. Porque, a veces, los sueños son así de caprichosos.»

Me he enamorado de este fragmento. Qué preciosidad.

Vale, retiro lo dicho antes… Estos capítulos hacen que vea con otros ojos a los personajes que creía conocer. Ahora entiendo mucho mejor a ambos. Ha sido una muy buena idea después de todo, Lorenzo. Un mini punto para ti.

CAPITULO 7

Conversación de Fabio y Paola en la cocina: me meo con Paola, típica frase de madre «¡Y se queda tan ancho!». Jajajajajaja, me ha encantado.

«La noche se presentaba desapacible. Lluviosa y fría. Tanto, como la actitud de Paola al pensar en lo que le esperaba. El nuevo intento de huida de Julieta, al día siguiente de reencontrarse con Tiziano, no le hacía tener ninguna confianza en ella»

Igualmente. Veis, ¿qué os dije yo? Es que eso no fue ni medio normal, por favor. Le suelta que no se irá nunca y a la primera de cambio, zasca.

Paola y Julieta: yeah, la leona de Roma. Que me gusta esta mujer.

CAPÍTULO 8

Viaje por Roma: los odio. A los dos. Profundamente. Odio máximo. Gentuza mala…

Perdón, ¿qué no hay nadie en la Fontana di Trevi? Ni ellos se lo creen vamos. Que no hay nadie. Eso es imposible casi al 99% xD

 

 

No digo nada más porque me han dado mucha envidia, pero estoy feliz porque sé que algo tan jodíamente perfecto es casi imposible que sea verdad. Espero.

CAPÍTULO 9

… Espera, espera… No puede ser… ¡No me lo creo! Oooooh, esto cada vez me gusta más. ¡La madre pródiga ha vuelto para liarla! ¡Sí!

«Ignacio no puede más que mirar a esa mujer vestida de burdeos.»

Lo creeréis o no, pero desde que ha escrito Bárbara que una mujer llamaba su atención con su contoneo, me la he imaginado con una falda de tubo o vestido en burdeos. Ha dado miedo…

Lo de meter ahí a los padres de Tiziano ha sido sublime. Me ha encantado ese detalle. Parece tonto, pero me ha gustado mucho.

CAPÍTULO 10

Uh, la pequeña Alejandra tiene un secretito… Imagino que será algo tipo drogas, prostitución, que debe dinero o algo por el estilo. Ya veremos. Dudo que sea por algo demasiado malo porque se ve buena niña.

CAPÍTULO 11

Virgen de la Macarena, qué lío de personajes, ya no sé con quién estoy hablando jajajajaja

A mí el Íñigo este… Hay algo suyo que no me gusta desde la primera vez que salió y cada vez va a peor. No sé yo… No me inspira confianza la verdad.

«Aunque esta vez, el destino cansado de esa situación les depara una gran sorpresa.»

Como esté preñada, me descojono. Lo siento, pero es que sería muy gracioso. Esto es el baby boom de los autores.

«—De acuerdo, pero sólo llevarme a casa.

—Claro, ¿por quién me tomas?»

Ni tú te lo crees. Solo llevarla dice, JA.

¡¡Lo sabía!! Me encanta acertar con estas cosas. Si es que lo sabía. ¡¡Toma preñamiento!!

JAJAJAJAJA me encanta: no me quiero casar contigo, pero mi abuela me obliga porque no quiere que su biznieto se críe en pecado ético moral.

CAPÍTULO 12

«—Qué simpática tu amiga, ¿no? Si vamos a encontrarnos muchas avísame, ¿de acuerdo? —le reprocha Julieta con ironía.

—No sé yo qué es peor, si tener muchas personas en tu pasado y encontrarlas por casualidad, o tener sólo a dos y que siempre estén presentes.»

Woooooo. Zas nella bocca, Giulieta! Eso es lo que se dice cortar por lo sano una conversación. No quiero ser mala gente, pero se lo merece.

«—Necesitaba ayuda con la cremallera —explica dirigiéndose de nuevo a la mesa en la que estaba apoyado. Coge la botella de agua que dejó allí antes de entrar y bebe para aliviar el sofoco.

—Claro… —La mujer sonríe porque el vestido no tiene ninguna cremallera.»

JAJAJAJAJAJAJAJA Panzá de reír me he dado en un momento.

CAPÍTULO 13

Hooostias, qué hija de puta la madre de Íñigo. Esta la va a liar parda, lo estoy viendo ya vamos. Digo, regalarle eso, será petarda la tía. Angelica Miranda, si ahí el mayor culpable es Íñigo.

Claudia. Qué asco de tía. Pero no me cabrea ella, me cabrea Tiziano por no haberla mandado ya a la mierda. Sé que fue muy importante en su vida, pero si pretende seguir con Julieta no debería hacer esas cosas. Ains… Hombres.

Otra idiota. Pero vamos a ver… Mario te puteó de mil maneras, te llamó de todo, y tú coges ahora y le sonríes de forma tímida y con educación, ¿no? ¡Tú eres lerda! Vamos, una mirada fulminante es lo que le echaba yo a ese y ni siquiera eso se merecería. Claro, normal que luego haya follones, si es que os los buscáis solitos.

La conversación entre Mario y Tiziano ha sido breve pero concisa. Ole con el italiano, eso sí que es dejar las cosas claras, Ramanazzi.

CAPÍTULO 14-15-16-17

Sí, lo sé, me he saltado unos cuantos, pero es que muchas veces prefiero disfrutar de la lectura que tener que interrumpirla para escribir. Vayamos por partes:

La jugarreta de Ignacio de llevar a Adriana ha sido muy sucia, pero todos estamos de acuerdo en que, de no haberlo hecho así, no habría habido encuentro.

No entiendo la actitud de Tiziano. Es cierto que Julieta la está cagando por momentos, pero precisamente dejarla sola en ese momento no me ha parecido acertado, sea terapia de choque o no.

Odio que las cosas se arreglen en un plis. Vamos a ver, se pasan enfadados un huevo de tiempo y ahora, con dos palabras, ¿todo se arregla? No sé yo, pero bueno.

Miranda ha flipado. No sé qué cara ha sido mejor, si la suya o la de Íñigo al decirle Elena que eran mellizos. Memorable.

CAPÍTULO 18

Si cada vez que queda con su madre para cenar dice que le resulta surrealista, mal vamos a ir. Julieta, hay más adjetivos para describir vuestra situación: rara, insostenible, melancólica, alucinante, absurda,…

«En ningún momento sale a escena el tema de la marcha de Adriana o sus motivos para regresar. A Julieta no le interesan, como tampoco desea iniciar ninguna relación con su madre tras esa cena.»

Yo lo siento mucho, pero a mí me pasa eso y lo primero que digo no es «Hola», es «Ahora me explicas por qué decidiste que era buena idea abandonarnos por tus problemas maritales». Hombre ya.

Puf, esta tía me está cabreando por momentos. O sea, estás con él, sueltas que tienes mucha suerte de tenerlo, pero en cuanto el impresentable de Tesler te echa una mirada pícara, ¿se te caen las bragas? Venga hombre, por favor. Julieta, nunca has sido santo de mi devoción, pero es que cada vez vas a peor.

CAPÍTULO 19

Igual me equivoco mucho, pero tengo la ligera sensación de que Adriana ha ido a ver a Mario para acostarse con él y vengarse de lo que ocurrió entre Ignacio y Julieta. Es una posibilidad al fin y al cabo.

Ah, pues no, igual es que la está palmando. Coñoooo, con razón ha vuelto. Bueno, sinceramente cada persona puede hacer con su vida lo que quiera y Adriana ha hecho muchas cosas malas, pero no significa que no me dé pena si está enferma.

Otra vez ocultando cosas. Esta tía es tonta. No sé cuándo narices va a aprender la gente que no decirle a tu pareja que vas a ver a tu ex por miedo al cabreo no es la solución, sobre todo porque luego se enteran y es peor. Qué manera más tonta de joder relaciones, chaval.

CAPÍTULO 20

¡Qué lo sabía! Mierdoso Ignacio, sabía que no era tiro limpio. Verás como la lía con Julieta también. Este tío cada vez me gusta menos.

CAPÍTULO 21

¿Sinceramente? No me extraña en absoluto que se haya ido. Julieta se está pasando. ¿Cuántos meses han pasado desde que le pidió matrimonio? ¿Cuántas veces le ha dicho a Mario lo del divorcio? ¿Dos? Yo también me habría cansado.

CAPÍTULO 22

«Cada vez que un hombre la deja le pide lo mismo, como si para ella fuese fácil ver que se marchan de su lado sin comprender los motivos.»

Hija de mi vida, que tú seas tonta y no lo pilles no es culpa de ellos, es tuya. A ver si espabilas. Más te habría dicho yo de ser Tiziano.

… ¡¡Pero será palurda!! Si es que… Dios santo, la mataba eh, juro que la mataba. Esta tía es idiota. Bárbara, yo lo siento mucho, pero Julieta es idiota. ¡No habrá tíos en el mundo ni gente que pueda acompañarla a eso! De verdad… Tenía que perder a Tiziano definitivamente, por lerda.

CAPÍTULO 23

Nada reseñable, no son más que recuerdos de cuando eran pequeños. Bonito pero eso, recuerdos.

CAPÍTULO 24

Sinceramente, para tener un polvo de despedida así, mejor no tener nada. Qué cosa más rara están haciendo. Jamás entenderé este tipo de acciones, nunca. No al menos hasta que me pasen a mí, supongo (que espero que no me pasen).

Ay, qué bonica es Nancy. Y eso que en el primer libro parecía una asquerosa redomada. Las vueltas que da la vida…

CAPÍTULO 25

Pues mira, qué quieres que te diga, no es que lo vea bien pero tampoco voy a decir que Julieta no se lo merezca. Lo siento, porque es rastrero, pero es que me ha llegado a tocar tanto la moral… Aun así, me parece que Tiziano no ha hecho bien, aunque creo que él ya se ha dado cuenta.

CAPÍTULO 26

Hostias el Marquitos cómo la está liando. Después no quieren que veamos a los italianos como los vemos. Ole los tópicos jajajaja

CAPÍTULO 27

… ¿Por qué tengo la sensación de que esto ya lo he vivido antes? ¡Ah, sí! Paola y Fabio. Idéntico a su papa el muchacho, oye. Jo… Pobrecito Marco. Aunque se lo merece, pero pobrecito.

«—¡Marco, Marco! —grita Tiziano, preocupado por su ausencia al teléfono.

—Estoy pensando una cosa.»

Se ha cagao. Tiziano se ha cagao vivo jajajajajaja

 

 

Pero siempre llega la reconciliación. Qué bonito ❤

CAPÍTULO 28

¡LO SABÍA! En cuanto el padre de Mario se puso blanco sabía que era porque había tenido algo con ella. Llegué a pensar hasta que Mario era hijo de Adriana, fíjate. Pero veis lo que pasa por no escribirlo, ahora fijo que no me creéis. Si es que… jajajajaja

A ver… O sea, uno a uno. Tiziano se tira a la pelirroja y esta se tira a Mario. Creo que lo de ella es aún más rastrero, sinceramente, tanto porque es un ex con el que tuvo sentimientos como porque le está haciendo daño también a Mario que, por muy mal que me caiga, tampoco se lo merece. Julieta, te me has caído del todo.

CAPÍTULO 29

«—Estamos haciendo un cryeating —le explica Miranda, volviendo a acomodarse en la cama.»

Me he enamorado de la palabra. Cryeating jajajajaja

 

 

«—Tenemos que contárselo.

—No podemos. —Piensa que la noticia va a destrozarla.

—Tiene que saberlo. Además, ella y Mario también…

—¿También? Dios, aquí nadie pierde el tiempo.»

¡Adoro a estas dos y esta escena! Por ahora, creo que es la mejor de toda la novela. Me encantan estas cosas. ¡Cotilleos femeninos en fiesta de pijamas!

«—Eh, no tan deprisa, que tú también lo has hecho con Mario —dice Miranda, sujetándola por la mandíbula para que la mire.

—Me da lo mismo. Lo suyo no tiene justificación.

—¿Y lo tuyo sí? Te recuerdo que los dos estáis solos.»

Y esa es la razón de que me encante Miranda. Hombre, no, vas a hacer lo que te dé la gana tú pero él no, ¿verdad? Será flipada también. Julieta, de verdad, me exasperas.

CAPÍTULO 30

«Laura non c’è, è andata via canta Nek «genial. Esto es lo que me faltaba» piensa Tiziano al oírlo.»

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Hostras qué bueno, la canción ideal

Odio reconocerlo, posiblemente porque soy tan terca o más que Tiziano, pero la nonna tiene razón. Y el abuelo también. El divorcio solo es un papel, pero yo lo veo desde el punto de Tiziano y no es solo el papel, es el hecho de que ella no diera el paso, lo que da a pensar que aún siente algo por Mario. Que es normal, pues sí, pero no sé explicarlo bien. Solo sé que entiendo la postura de Tiziano y yo pensaría igual. No me habría ido al quinto coño (con perdón), pero habría pensado lo mismo.

CAPÍTULO 31

Tesler, a mí ahora no me vengas con cuentos chinos de que la quieres y por eso la dejas. Sigues cayéndome como el culo, macho. La cagaste pero bien, y muchas veces además.

… ¿¿Perdón?? Embarazada, ¿de quién? Porque lo ha hecho con los dos. La virgen santa…

CAPÍTULO 32

«—He pensado: o se ha operado el pecho, o está embarazada. A Miranda fue lo primero que le creció — reconoce, sonrojado.»

Lo diré a lo fino: Íñigo, que puto amo eres. Un crack, esa es la definición correcta.

CAPÍTULO 33

No me esperaba eso de Mario. Bueno, me lo he imaginado cuando ha empezado el capítulo, pero no creía que fuese eso lo que iba a hacer. Un buen acto, sí señor, te redimes poco a poco, chavalín.

Uy Miranda, que la vas a liar diciéndoselo. Pero también es lógico. ¿Te imaginas que llega y la ve con el bombo? Menudo espectáculo se formaría.

CAPÍTULO 34

Seré muy bestia, pero a mí me vienes con las florecitas y no me resulta para nada romántico. No me hace gracia el tema flores, tiene su encanto, pero está tan trillado…

Vale, pero el detalle con Miranda sí que me desarma. ¡Qué bonico mi italiano!

Ole con Miranda y su táctica. No imaginaba que esa fuese su forma de llevarla a la casa pero me rindo a sus pies (nunca mejor dicho). Me apunto ese truco para futuras sorpresas de gente.

CAPÍTULO 35 – FINAL

… Joder con la carta. Se me han saltado las lágrimas hasta a mí y eso que no soy mucho de estas cosas. Pero joder… Qué sincero todo. Ves, ¿no podía haber sido así desde el principio? Que les gusta dar por saco.


Espera. Como que ya está. ¿Me estás vacilando? ¿Y el niño? No eh, yo quiero ver al niño. Esto que es. ¡Bárbara! ¡Haz un epílogo ahora mismo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s