Kiss me before flight [10, 11 y 12]

Volvemos una semana más con los comentarios de esta maravillosa obra que Bárbara nos va dejando en su blog por capítulos todos los viernes. ¿No tenéis curiosidad por ver qué les ocurre a Kevin y Megan?

Como siempre, los links a los capítulos correspondientes los podéis encontrar pinchando sobre el nombre del mismo. ¡Disfrutad!

Recordad: ¡¡Contiene SPOILERS!!


CAPÍTULO 10: 4 de julio

«—¿Vamos a volar? —preguntó Megan con los ojos muy abiertos.»

No, bonita, habéis ido a un lugar lleno de avionetas y que tú conoces como la palma de tu mano para volver a verlas, no te fastidia. Me cae bien, pero tiene unas preguntas más tontas a veces.

«Uniendo las manos, se agachó ante Megan y le indicó con la mirada que apoyase en ese improvisado escalón un pie para elevarse.

—No iremos a saltar la valla, ¿verdad?»

¿Veis? A eso me refería. Tía, por el amor de Dios, qué te piensas, ¿qué va a andar en esa postura?

«Ella alzó las manos y levantó la vista al cielo comprobando que estaba plagado de estrellas. Era una de las noches más estrelladas que recordaba.

—Coge las que quieras —dijo Kevin.»

Seré poco romántica y todo lo que queráis, pero a mí me dicen eso y yo me descojono en toda su jeta.

«—¿Meg? —Su hermano Jess la miraba con cara de no entender nada—. ¿Me explicas que haces aquí con él?»

Buah, pillada monumental. Bonita, da gracias a que no ha sido tu padre porque no habría más historia.

Que conste, no he dicho nada sobre el polvo porque me he concentrado tanto que no me he dado cuenta, por lo que es hasta bueno que no haya dicho nada. Me ha gustado bastante y empiezo a pillarle el gustillo a esto de tener que esperar una semana para leer. Crea más expectación y lo coges con más ganas (casi como esos dos lo han cogido ahora mismo).


CAPÍTULO 11: Nuevos sentimientos

A pesar de que Bárbara se ha hecho de rogar, ya tenemos en nuestras manos el vigesimoprimer capítulo. ¡Nervios!

«—Deberíais daros cuenta de que ya no es una niña y toma sus propias decisiones —intervino Kevin en su defensa.»

Pero será palurdo. Regla número uno: jamás, nunca, bajo ninguna circunstancia, contradigas al hermano/padre/madre de tu pareja. Mucho menos si es el primer contacto después de haber empezado a salir. Cenutrio.

«Kevin guardó silencio. Aunque no le faltaban ganas, el hecho de que Megan le pidiese que no interviniera era suficiente. Ya tendría tiempo de arreglar las cosas con Jess cuando ella no estuviese delante.»

Vale, has recobrado mi confianza. Ves, eso sí. Por ahí vas bien (aunque no te conviene una pelea con él, pero al menos ella no lo verá).

WOOOOOO. ¡Salseo! Por fin. ¡Salseooooo!

«—Si mi hermana derrama una sola puta lágrima por tu culpa, te sacaré los ojos. ¿Lo has entendido?

Kevin esbozó una sonrisa ladeada, se humedeció los labios y se tomó su tiempo para darle una respuesta.

—Procura no hacerla llorar tú. Seguro que lo hace antes por tu culpa que por la mía.»

Mira, es muy romántico y me encanta Kevin y todo eso, pero a mí me viene un novio/a de mi hermana y me suelta eso, y la galleta se la lleva. Por gilipollas. Vaciles a mí, venga ya por favor.

«— […] Nos daría igual que salieses con una chica. Lo único que nos pasa es que no queremos que te hagan daño.

—¿Te importó cuando lo hizo Ted? —El gesto de Jess fue contrariado. Megan había tocado su punto débil nombrando a su amigo.»

ZAS, en toda la boca. Ahí ha dado donde más duele, pero ha hecho muy lindamente. Que se jorobe, por listo.

Esto me repatea. Vamos a ver, ¿con el amigo se la sopla (y si no, no lo sé, porque no lo dice, pero bien que ha esquivado el tema), pero con Kevin no? Por favor, será convenido.

Vamos a ver, Bárbara… Si pretendes que me entere de lo que estoy leyendo, deja de poner esas imágenes porque me desconcentro.

 

«Pensaba seducirla para joder a McCain, pero todo se había vuelto en su contra. El que estaba jodido con esos nuevos sentimientos era él.»

Como dice el refrán, «quien ríe último, ríe mejor». Pues a joerse y aguantarse, amigo, que estás más enchochao que Shrek con Fiona. Y que nadie me pregunte por qué Shrek porque no lo sé, es el primero que me ha venido a la cabeza.

Como siempre, genial y con ganas de leer más. Odio tener que volver a esperar una semana, me está poniendo mala.


CAPÍTULO 12: Una foto robada 

«Megan mordía el suyo con ganas bajo la atenta mirada de Kelly, que esperaba que en algún momento contase algo de lo ocurrido la noche anterior.»

Como buena amiga cotilla, sí señora. Que nos gusta un marujeoooo.

«Megan sabía que a Kelly la parte romántica de la historia no le importaba lo más mínimo, todo su interés se centraba en qué había pasado entre ellos. Y si podía ser con la mayor cantidad de detalles sobre el cómo, mejor.

—Fuegos me imagino que vistes. Claro que sí —respondió con una sonrisa cargada de picardía.»

Esta es la razón por la que Kelly me cae bien. Yo habría dicho exactamente lo mismo jajajaja

«—Lo que te pasa es que Taylor va a acabar contigo —le dijo Megan sentándose frente a la mesa por la que tenían esparcida los lápices de colores y los bocetos de los diseños.

—Y que lo digas —reconoció Kelly acomodándose frente a ella—. Tu padre tiene razón y están con las hormonas a tope con tanta adrenalina en el cuerpo. —Megan la miró alzando las cejas, divertida—. Ese tío es insaciable. Y a mí, me encanta.»

Resalto esto por una razón muy concreta y hago un llamamiento a los pocos tíos que estén leyendo esto (digo tíos heterosexuales por dos razones: no sé cómo son internamente en este sentido las parejas homosexuales así que no puedo opinar sin saber, pero sí que sé cómo suelen ser los hetero que van a por nosotras): ¡somos unas Kelly en potencia! Algunas quieren más o menos romanticismo, pero nos gusta el sexo tanto como a vosotros. A ver si vamos aclarando este tema porque no puede ser que haya tanto tabú y, encima, los hombres penséis que lo único que queremos son bombones y flores. A mí me traes eso a una cita y te lo tiro a la cabeza, cielo 😉

«—Eh, ¿has visto al capullo ese? –preguntó Ted golpeando a su amigo Jess en el pecho para llamar su atención. Hasta el momento, un grupo de chicas que bailaba cerca de la barra lo tenía entretenido—. Ya está comiéndole la oreja a Stella para llevársela a la cama. Ella está súper colgada de él y no sabe decirle que no.»

Hablando de comentar algo sin saber. He aquí un claro ejemplo de dos idiotas metiendo las narices donde no se les llama. Digo esto porque sé lo que está haciendo con Stella, pero de tener la duda es muy posible que hubiera pensado como ellos. Es así.

«—Me pasa que mi hermana es idiota –respondió enfadado consigo mismo por no haber evitado que Megan cayese en brazos de Kevin—. Se la está tirando. –El simple hecho de pronunciar la frase le dio repulsión y sintió ganas de darle un puñetazo.

—No me digas que tu hermana también babea por ese… —Ted puso los ojos en blanco.»

Confirmado: Jess es imbécil. Pero vamos a ver, cacho de inútil por no llamarte inútil entero. ¿En qué mundo vives tú para decirle al impresentable del ex de tu hermana, que por muy amigo tuyo que sea yo le habría partido esa geta solo con saber que la había herido, que ella está ahora tirándose a quien le salga? Porque puede tirarse a quien quiera, no eres dueño de su vagina. De verdad…, qué estrés de gente. Repito lo que he dicho muchas veces: con Kevin te cabreas, pero la putea tu amigo y te la sopla. Ole tú, hijo de mi vida, ole tú.

Ese vídeo va a traer follones y todos lo sabemos. Esperemos que Megan no sean tan pava como para creérselo sin siquiera hablar con los implicados, pero como es novela, posiblemente eso será lo que pase. C’est la vie.

 

«—Si no bajas, va a ser muy complicado –le dijo con una arrebatadora sonrisa.

—¿Qué haces aquí? Estás loco –gritó desde la ventana.»

Sí. Definitivamente la mejor solución para que no te pillen es gritar a los cuatro vientos. ¿Qué le pasa a esta familia? Lógica, poca me parece a mí.

«Megan tomó la mano de Kevin para apartarlo de la entrada principal de la casa. No quería correr el riesgo de ser vista en su compañía por ninguno de sus vecinos.»

¿Me descojono ya o me espero un poco?

«—Quédate a pasar la noche –decía un acaramelado McCain. Un lado completamente desconocido para su hija. Kevin le observaba sorprendido. No creía que ese tipo tan frío pudiese tener una faceta tan “amorosa”.

—¿Estás seguro? –le preguntó May mientras él la rodeaba por la cintura con los brazos y se inclinaba sobre ella para besarla.»

Dios… qué maldito susto. Pensaba que los había pillado. Lo he tenido que leer dos veces. Madre mía, me ha dado un vuelco el corazón hasta a mí jajajajaja

«May oyó unos tímidos jadeos y al mirar de soslayo descubrió a Megan y Kevin abrazados besándose. Él tenía la mano colada en el bolsillo trasero de su pantalón y ella, entre risas, se dejaba querer.

McCain, siempre alerta, frunció el ceño extrañado con el ruido.

—¿Qué demonios…? –gritó rompiendo la magia entre los chicos. Megan se tensó entre los brazos del Kevin al oír la voz de su padre.

—Me muero porque me hagas tuya –susurró May con sensualidad al oído de McCain obligándolo a girarse y darle la espalda a la parte de la fachada en la que se escondían los chicos.»

Madre mía, a esta mujer sí que tendría que comprarle algo Megan. Ya le ha salvado el culo dos veces, al final los van a pillar y se va a liar la del tato.

Pero otra vez me quedo yo con toda la gana de ver qué pasa, oye. No falla. Habrá que esperar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s