Reflexión de fin de año – Adiós 2016

Hoy es el último día del año, un año que ha dado demasiado de qué hablar. Este último mes no he parado de escuchar comentarios del tipo «qué asco de año, a ver si termina ya», «maldito año, espero que el que viene sea mejor», y aun no comprendo por qué. Me explico:

Por regla general, al menos en el ambiente y los círculos en los que yo me muevo, creo que la gente se olvida de lo realmente importante. Gracias a lo que sea (Dios, Alá, Buda, Zeus, la providencia, el destino…) estamos vivos. Respiramos. Amamos. Reímos. Compartimos. La mayoría gozamos de comida en nuestra mesa, ya sea más o menos abundante. Tenemos un techo bajo el que resguardarnos del frío del invierno. Ropa con la que tapar nuestros frágiles cuerpos humanos. ¿Internet? ¿Televisión? ¿Electrodomésticos? ¿No os dice nada eso?

Es cierto que muchos se han quedado sin trabajo, pero también es cierto que muchos otros lo mantienen. Igualmente es verdad que muchos seres queridos os han dejado. Eso último es lo único que no se puede arreglar en nuestras vidas y, aun con todo, es ley de vida. Una pu****, pero ley de vida, al fin y al cabo. ¿Ese ha sido el «año de mierda» del que todo el mundo habla? ¿Habéis echado un vistazo a ciertas partes de África? ¿Sabéis cómo están pasando las navidades en el Líbano? Creo que no.

La sociedad se ha vuelto tan precaria que solo miramos lo que nos falta en lugar de lo que tenemos. Abrir los ojos puede ser un nuevo propósito de año nuevo.

Yo no puedo más que dar las gracias por todo lo que he conseguido este año, a pesar de los malos momentos pasajeros. Las cosas buenas enmascaran a las precarias: he superado el tercer curso de la carrera (mejor o peor, pero lo hice, el que me resultó más difícil y asfixiante de todos), he conocido a personas geniales que merecen la pena seguir conservando en el nuevo año, he abierto un blog (orbecultural.wordpress.com) que no me ha dado más que alegrías y personas extraordinarias y profesionales, he encontrado (gracias a esto) a miles de personas con un arte que les sale por los poros y aman su trabajo, he pasado momentos extraordinarios con mi familia, he visto crecer psicológicamente a mi hermana y convertirse poco a poco en una mujer talentosa, me he descubierto a mí misma gracias a la escritura, he leído más de sesenta libros y he tenido la enorme suerte de poder publicar mi primera novela. ¿Creéis que los acontecimientos desafortunados de mi vida van a ensombrecer cosas tan maravillosas como esas? ¡Ni de lejos!

Para mí, este año 2016 tiene acontecimientos que recordaré durante toda mi vida, que me han marcado como persona y que tendrán repercusión en mi futuro. Doy gracias por pasarlo junto a mi familia y amigos y espero, de todo corazón, que este 2017 sea igual o mejor.

¿Propósitos de año nuevo? Seguir trabajando duro y viviendo el momento como hasta ahora. Y agradecer, continuar agradeciendo todo lo bueno que me pasa en la vida.

¡Feliz año a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s